Servicios W.Y.Z - Cómo tratar con personas que nos desagradan

Cómo tratar con personas que nos desagradan

¿Qué podemos hacer cuando estamos forzados a trabajar todos los días con personas que nos desagradan? - o, peor aún, ¿con personas que parecen intentar arruinar nuestro día? A diferencia de una máquina descompuesta que podemos desconectar, esas personas a menudo parecen inparables. Pero hay un remedio e involucra el uso de técnicas de negociación.

Como muchas batallas a lo largo de la historia que fueron resueltas por medio de la negociación, estas luchas interpersonales son mejor resueltas de manera que sea un empate. Aunque podríamos pensar que el fuerte debe dominar al débil, esa actitud no creará una solución a largo plazo. La meta es mantener nuestra compostura y descubrir cómo nosotros y nuestro "adversario" podemos terminar siempre como ganadores.

Aunque usualmente negociamos para tener un mejor precio o mejores términos en un contrato, la negociación en general, es un proceso para encontrar el equilibrio, un estado de balance y paz en el que los negociadores han encontrado tierra neutral. Generalmente, también es nuestro mayor interés ser la persona que inicia el proceso. ¿Por qué? Porque nos mantiene en control.

Pregúntese ahora, "¿Qué tan bien negocio problemas con personas difíciles con las que trato en el trabajo?" Puede responder esta pregunta haciéndose una prueba de IQ de negociación.
Piense en cómo algunas personas presionan sus "botones calientes" y porqué sus acciones le afectan negativamente. Ahora piensa en las veces en que pudo superar esa dificultad. ¿Cuáles habilidades usó para ayudarlo a negociar en una manera calmada y profesional? La clave es mantener simple la negociación, trabajándola paso a paso. Digamos que un compañero insiste en que usted le ayude a resolver un problema que no le corresponde. Incluso aunque le gustaría decirle a esa persona que "se vaya a caminar," haga lo opuesto. Aquí hay cinco pasos a seguir para aplicar técnicas de negociación en problemas del trabajo:

Esta uniformidad en la experiencia del usuario, parecen ser maravilloso para los motores de búsqueda y desarrolladores por igual.

Pídale a la persona que defina el problema.
Use preguntas abiertas, escuche, tome notas y periódicamente repita lo que la persona ha dicho.
Esto le dejará conocer a la persona que usted es serio y sincero.
Reconozca el problema de la otra persona.
Incluso si usted sabe a ciencia cierta que la otra persona está en lo incorrecto, vea más allá de su ignoracia.
Aceptar que alguien tiene un problema real puede ser el primer paso en la negociación. Comparta su experiencia.
Dígale a la persona que usted ha resuelto un problema parecido en el pasado y explique como lo hizo.
La meta es enseñar amablemente a la otra persona como resolver el problema y animarlo a que haga el esfuerzo para enfrentarlo.
Sea paciente. Sí, todos estamos demasiado ocupados para tratar con imbéciles. De cualquier manera,

¿qué pasa si ellos no se van? La paciencia es una inversión.

Mientas más esfuerzo ponga, mayor será su retorno. Esté dispuesto a retirarse. Si la otra persona está siendo totalmente testaruda y no entiende o no respeta los esfuerzos que usted hace, usted podría estar enfrentando un "bloqueo." Sea amable y sugiera hablar en otro momento.

Fuente: Dr. Ichak Adizes es presidente del Instituto Adizes y el autor de La Búsqueda de la Excelencia