Servicios W.Y.Z - Las Tablet

Las Tablet

¿Para qué sirven?
Las tablets son dispositivos que realizan muchas tareas que ya hacemos con ordenadores y smartphones, pero sin llegar a sustituir a ninguno de éstos.
  •  Acceso a Internet
Este es, muy posiblemente, el mayor atractivo de estos dispositivos. La inmensa mayoría de las tablets cuentan con una conexión Wi-Fi, pudiendo acceder a internet desde diferentes lugares. Además, muchas tienen conexión 3G para conectarnos a la red gracias a una tarjeta SIM. Básicamente, lo que todos solemos hacer al conectarnos es navegar, descargar software y contenido multimedia, acceder a nuestro correo y, por supuesto, estar al día en nuestras redes sociales. La usabilidad de las tablets es inferior a la que podemos tener con un portátil, pero son mucho más cómodas de transportar y la pantalla es mayor y mejor que la de los smartphones.
  •  Aplicaciones y Juegos
Ya sabemos todos que lo primero que hacemos como novatos de Android es llenar nuestro dispositivo de apps. Poco a poco, vamos perfilando nuestras verdaderas necesidades y vamos instalando aplicaciones y juegos que nos interesan de verdad. Con ellas podremos hacer de todo: trabajar con archivos que estén en la memoria de nuestra tablet, todo lo relacionado con internet, aumentar nuestra productividad y nuestro ocio con lo almacenado en la nube (archivos de texto y hojas de cálculo, música y cine en streaming, etc) y, por supuesto, jugar. Es el dispositivo ideal para cuando salimos de viaje, donde nos podemos llevar todo lo que necesitemos en muy poco espacio.
  •  Multimedia
No sólo podemos reproducir música y vídeo, sino que podremos gestionar todos los servicios on line como Flickr!, Picasa, Youtube, etc. Y no olvidemos que nuestra tablet se puede convertir en el verdadero corazón multimedia de nuestra casa: gracias a las conexiones Wi-Fi y, sobre todo, a las DLNA, podemos reproducir los contenidos de la tablet en nuestro televisor.
  •  Leer
Desde hace mucho tiempo ya, casi cualquier dispositivo permite leer documentos (de texto, hojas de cálculo, pdf), y las tablets no podían ser menos. Además, podremos leer diferentes tipos de ebook. En cuanto a si es mejor una tablet o un e-reader, lo veremos más adelante.
Su Tecnología
Como hay muchos tipos de tablets, veremos sólo las principales características.
  •  Pantalla
Una de las partes más importantes de una tablet es la pantalla. Ella es la que determina el tamaño general del dispositivo y, muchas veces, su precio. Las hay de muchos tamaños pero la mayoría oscila entre las siete y las diez pulgadas, casi todas con tecnología táctil multipunto para poder usarlas con varios dedos a la vez (no sólo dos).
  •  Conectividad
Es imprescindible un acceso a internet, bien por Wi-Fi, bien por 3G. Además, muchas traen conexión USB (excepto el iPad) y bluetooth.
  •  Sistema Operativo
Aunque existen varios, ya sabran los que lean este artículo las bondades de Android (Además de ser el S.O. instalado en la mayoría de las tablets). Cuando compren una deberan tener cuidado con la versión de Android. En general debería tener la 2.2 (Froyo) o 2.3 (Gingerbread), aunque lo ideal sería que llevara la Honeycomb (3.0 o superior), aun son muy pocas las que incluyen Ice Cream Sandwich (4.0) que es la versión definitiva que unifica los smartphones y tablets Android.
  •  Procesador
Como en toda máquina informática, es el corazón del equipo y, por tanto, parte esencial de él. En la gama alta actualmente el estándar está en procesadores de 1 GHz, con doble núcleo, aunque también podemos encontrarlos a 1’5 GHz y con cuatro núcleos. Obviamente si lo que pretendemos es poder ejecutar las aplicaciones más exigentes (juegos en 3D por ejemplo) deberíamos optar por uno de éstos. Pero no todos necesitamos semejante máquina para nuestras habituales navegaciones por Internet, ver películas y leer libros y re}vistas, para lo que valdrían la mayoría de las tablets del mercado.
  •  Memoria
Otro elemento que no debemos obviar, como en nuestros ordenadores. Las tablets poseen memoria RAM, además de la de almacenamiento. La primera será vital para determinar el rendimiento de las aplicaciones… y también el precio. Las más básicas tienen 512 MB y las de alta gama ya llegan hasta los 2 GB.
Fuente: Fernando Cantillo